Si en el artículo anterior hablábamos de cómo instalar Android Studio, y en el vídeo de YouTube pudiste ver cómo crear tu primer proyecto, aquí vamos a hablar sobre cómo configurar un emulador o AVD (Android Virtual Device) para ejecutar las Apps.

¿Debería usar un emulador de Android o un teléfono físico?

Pues depende. El emulador usa bastantes recursos de la computadora, ya que es como arrancar un teléfono dentro de tu propio ordenador.

Pero por otro lado, te da la opción de probar en diferentes versiones de Android. En general, no vamos a tener tantos dispositivos disponibles, tamaños de pantalla, con distintas versiones de Android… como para poder asegurarte de que funciona bien en todas partes.

Así que independientemente de cuál sea tu forma preferida de probar tus Apps, en algún momento te vas a ver en la necesidad.

Así que vamos a ver cómo se haría:

1. Abre el AVD Manager

En la parte superior lo encontrarás, justo al lado del botón de Play:

Se te abrirá una pantalla como esta donde, si aún no has creado ningún dispositivo, verás algo así:

Gesto de emuladores de Android

Pulsa sobre «Create Virtual Device…»

2. Elige el tipo de emulador de Android que quieres crear

Tienes la opción de crear emuladores de Android de teléfono, tablet, reloj, auto… Elige uno relativamente reciente y que se adapte a las necesidades que tienes. Cuanta mayor resolución y potencia del dispositivo, más recursos consumirá, así que ten esto también en cuenta:

Elegir el tipo de emulador de Android

3. Elige la imagen del sistema que quieres usar

Cuando pruebes tus Apps, es interesante probar en distintas versiones para asegurarnos de que tenemos compatibilidad con teléfonos antiguos. Para el día a día, puedes usar una versión reciente:

Pulsa finalizar, y ya tendrás tu dispositivo creado.

Cómo lanzar la App en el emulador

Esto es muy sencillo. En princpio ya lo tendrás seleccionado, pero si no, en el mismo desplegable en el que tenías el AVD Manager, ahora tendrás tu emulador de Android creado. Selecciónalo y dale al «Play»

¡Ya puedes empezar a probar tu App!

Con el emulador ya listo, ahora puedes probar todos los cambios que vayas haciendo directamente en el emulador, sin necesidad de tener un teléfono físico.

En cualquier caso, muchas veces es interesante probar en un dispositivo real, y en un siguiente artículo te explicaré cómo hacerlo.

¡Nos vemos!

Author: Antonio Leiva

Soy un apasionado de Kotlin. Hace ya más de dos años que estudio el lenguaje y su aplicación a Android para ayudarte a ti a aprenderlo de la forma más sencilla posible.